Banner

¿Dónde te imaginas colaborando con nosotros? ¡Necesitamos cinéfilos como tú!
ATENCIÓN: El sitio esta en proceso de pequeños detalles. Disculpa las molestias, cinéfilo.

¡LO MÁS NUEVO!

recentposts

Dossier: ALIEN COVENANT Parte III

Poster de ALIEN: COVENANT para el mercado oriental

En la primera parte de este DOSSIER dividido en varias entregas, se hablaba del origen de la saga ALIEN, mencionando cómo nace la idea y cómo se vincula estrechamente ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO (1979) con la nueva entrega ALIEN: COVENANT (2017) y su predecesora PROMETHEUS (2012). En la segunda parte del DOSSIER continuaba la misma línea, esta vez orientada desde las siguientes películas de la saga: ALIENS (dirigida por James Cameron en 1986); ALIEN 3 (David Fincher, 1992) y ALIENS RESURRECTION (Jean-Pierre Jeunet; 1997), incluso pasando por el proyecto ALIEN 5, que nunca vio la luz. En esta tercera entrega se aborda PROMETHEUS y todo lo que significa el vínculo que esta película tiene tanto con ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO como con ALIEN: COVENANT, incluye el video que Elizabeth Shaw le envió a Peter Weyland para que financie su aventura científica, una charla TED que el mismo Sr. Weyland dio en su juventud por allá en el año 2023, y la publicidad para que te compres un androide modelo David, detalles de la producción, cosas que estaban en el guión y nunca vimos en la versión final y mucho más. La nota intenta evitar todos los spoilers posibles sobre esta ultima (excepto lo que se deja ver en el trailer y las especulaciones que se puedan hacer al respecto, y en tal caso se avisará como se debe), pero asumiendo que el lector ya vio las películas anteriores o no le importa enterarse de lo que sucedió en ellas aún sin haberlas visto. Una serie de notas como estas no pueden prescindir de los spoilers de las viejas entregas así que están avisados, y al que no le guste está invitado calurosamente a irse bien lejos antes de estallar en llanto porque la nota le arruina no sé que obvia experiencia cinematográfica trascendental.




Yo hubiera querido tener una tercera dimensión para esta criatura, que hubiera avalado el hecho de que había realmente una civilización y que la nave en ruinas era quizá de guerra, o un vehículo de transporte que llevaba gente de esa raza o un arma cualquiera desde un punto A hasta un punto B, y que algo había salido mal. Pero, sin esta posibilidad, había que subrayar de alguna manera el peligro representado por la cosa, como, por ejemplo, mostrando que hasta su modo de reproducción era terrorífico.(Ridley Scott; "Historia de Alien", por Paul Scanlon y Michael Gross, 1979)
Esto queda más que comprobado: Ridley Scott tenía muy clara la idea que vimos en el 2012 en PROMETHEUS ya desde 1979. He leído por ahí que todo nació alrededor del año 2000, y creo que el dato se confunde con el hecho de que alrededor de ese año comienza a ser real la posibilidad de abordar nuevamente la saga por parte del director, pero en lo que se refiere a su ideas con respecto al Space Jockey hoy mejor conocido como Ingeniero, la cosa venía desde ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO, y si no pudo plasmar en aquella película TODO lo que tenía en su cabeza fue por falta de tiempo y espacio en un largometraje que ya de por sí tuvo que recortarse en la edición. Para no repetir información, el lector está invitado a leer la primera parte de este DOSSIER, donde se muestra claramente la cantidad de escenas y conceptos que no quedaron para la película de 1979, y que sí fueron usadas en la obra estrenada en el 2012, como la imagen de la cúpula donde entran los astronautas, o la cabeza de un ingeniero que cobra vida por unos segundos a bordo de la nave Prometheus. Esta tercera entrega menciona lo que quedó en el tintero luego de la extensa primera parte de este DOSSIER, y sirve de introducción para ALIEN: COVENANT.


PROMETHEUS nos cuenta la historia de una tripulación que viaja a una remota zona del universo en busca no solo de vida extraterrestre, sino también en busca de una vida inteligente mucho más antigua que la humanidad y responsable de haberla creado con sus propias manos.


Esta fue la videollamada que realizó Elizabeth Shaw y que convenció a Peter Weyland de financiar el proyecto:

¿Por qué "Prometheus"? Nombre y diseño

Nombre: Sobre el origen del nombre, tanto de la película como de la nave, Ridley Scott ha mencionado que su vínculo con la mitología griega es el hecho de que Prometeo tenía un contexto con la divinidad, y algo parecido sucede con los Ingenieros ante su decisión de crear nuevas especies, y que los humanos, su creación, decidan conocerlos, como si fuera de igual a igual, es en alguna forma un reto a esos dioses creadores, como hizo el héroe griego robando el fuego. La idea enorme de la evolución.


Diseño: Los primeros bocetos para la forma de la nave Prometheus fueron hechos por el artista Steve Burg (quién abandonó el proyecto en sus comienzos). La idea que Scott tenía sobre la nave, incluía elegancia aeronáutica y alto rendimiento. Es un buque insignia, a diferencia de la Nostromo de ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO que emulaba más un camión de remolque interestelar. El resultado final plasmó una máquina que surca el espacio de manera eficiente, estética, fuerte y funcional.

A diferencia de la Nostromo, una nave muy rudimentaria, Prometeo es un Rolls Royce.
(David Levy; artista conceptual de PROMETHEUS

Arte conceptual de PROMETHEUS, realizado por Steven Messing


Escenarios y Decorados

Como ya fue mencionado en la primera parte de esta serie de DOSSIER'S, Ridley Scott gusta mucho de construir y diseñar las cosas lo más real posible, para que los actores no se vean tan obligados a fingir en los decorados. Fue así que para PROMETHEUS, las cavernas y el interior de la nave se construyeron casi en tamaño real, lo que incluye también la sala con la enorme cabeza de ingeniero esculpida, el mural que allí se encuentra y las decenas de recipientes misteriosos colocados ordenadamente. El artista conceptual Ben Procter cuenta que "La esclusa de aire de garaje de la nave era enorme: Cerca de 60 metros de largo, si no recuerdo mal. Y el pie de aterrizaje gigante que los exploradores chocan durante la tormenta de polvo se construyó prácticamente íntegro, hasta una altura de casi 10 metros". Se dice que para la escenografía tuvieron que ampliar los estudios Pinewood de Londres, los mayores del mundo.



También el sistema médico automatizado que tiene una escena protagónica en la película, prácticamente funcionaba por completo, al menos en apariencia.

Arthur Max, diseñador de producción, dice que alentó a los artistas conceptuales para dibujar en 3D, para que los escenógrafos pudieran trabajar desde esos esquemas de manera más eficiente. Los artistas conceptuales que trabajaron en la película tuvieron que acostumbrarse a la creación de trabajos tridimensionales que pudieran ser rotados y ser vistos desde todos los ángulos, algo que no estaban acostumbrados a hacer. "Se puede diseñar cualquier cosa," dice Max, pero "Ridley quería todo diseñado al detalle, sin sorpresas. Exigió que los diseños tuvieran medidas exactas y escalas en metros y centímetros." (es una traducción libre, en realidad pidió detallismo en "pies y pulgadas"). Todo tenía que ser capaz de encajar en el espacio disponible. Algunos diseños alcanzaban 10 metros de altura, y los escultores necesarios para poder cortar grandes trozos de poliestireno a granel que pudieran encajar entre sí, necesitaban representaciones en 3D muy detalladas de los artistas conceptuales. "Algunos de los trabajos eran realmente muy grandes, curvados, con diferentes formas y específicaciones", dice Max. "Construidos en diferentes talleres y diversas etapas, en días distintos, por eso tanto detallismo, en el resultado final debían ser capaces de unirse y encajar entre sí a la perfección." Y todo tenía que llegar por debajo del presupuesto, a tiempo.

Arte conceptual de PROMETHEUS, realizado por Steven Messing, quien cuenta que Ridley Scott "solía entrar y sentarse junto a nosotros y dibujar durante horas a la vez. Ese fue realmente una experiencia única."

En cuanto a la superficie de LV-223, es una mezcla de vistas de la vida real de imágenes de la Tierra y de la NASA. Había dos enormes fuentes de inspiración para la vista de la superficie: Imágenes de referencia de la NASA, "especialmente las estructuras de vórtice de la nube." cuenta Steven Messing, y fotografías aéreas reales, tomadas por Richard Stammers y su equipo, de los lugares de la vida real en Islandia y Wadi Rum (Jordania). Dice Messing, "Una gran parte del entorno de trabajo final es una combinación de fotografía real y extensiones en 3D. Ridley y el productor de VFX  Alan Maris querían mantener la película basada en la realidad lo más posible (...) En ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO, la nave estaba envuelta en la oscuridad y una tormenta dejaba cero visibilidad; Ridley sentía que quería lograr lo contrario aquí: alcance y grandeza en una escala masiva. Rodamos un montón de platós sorprendentes en Wadi Rum y diferentes regiones de Islandia. Pinté sobre docenas de estas placas y todo ese trabajo se entregó al equipo de la Dirección de Arte de efectos visuales."

El equipo de producción tuvo la visita de especialistas de la NASA, que hablaron sobre el aspecto potencial de diferentes exo-planetas, y estas ideas científicas se ven reflejadas en el film. El equipo también tuvo acceso a las fotos de hielo siendo expulsados ​​a la atmósfera de la luna de Saturno: Encélado.

(más) Arte conceptual

Ben Procter se encargó del diseño de la nave Prometheus basado en el trabajo de Steve Burg, David Levy estuvo a cargo de los vehículos, accesorios, y piezas varias, y Steven Messing trabajó principalmente en el medio ambiente, el planeta, las naves extraterrestres y su arquitectura. Cuenta Arthur Max que llegaron a cubrir todas las paredes de la sala de conferencias con el arte conceptual, hasta que se acabó el espacio y tuvieron que recurrir a cubrir las ventanas: "Pasamos de una habitación bien iluminada a una caja negra."
El artista Alex Kozhanov diseñó la base del idioma extraterrestre, los jeroglíficos que se ven en la película y en los que David se ve tan interesado.

Una vez que me di cuenta de que la cronología de esta película se lleva a cabo antes de la estética de Giger, empecé a trabajar en una estética de diseño complementaria del bello estilo de Giger. Quería que todo fuera blanco y embrionario. Ridley y yo estábamos en sintonía con los demás en esto.
(Carlos Huante, diseñador de criaturas y director de arte)

Los jeroglíficos en PROMETHEUS

Arte conceptual de PROMETHEUS, realizado por Steven Messing

Los diseños para las criaturas fueron evolucionando de algo monstruoso a algo más real. Ridley Scott realmente quería mantener lo real más cerca que la ficción, y evitar cualquier cosa que pareciera demasiado estrafalario. Al final, las criaturas en la película son collages de varias especies, bocetos e ideas, que se recombinaron para lograr la anatomía buscada y el tipo de piel. El equipo de producción dedicó mucho tiempo visitando museos de historia natural. A menudo, Scott decidía que le gustaba la textura de la cabeza de una criatura, y quería que todo el cuerpo fuera así, lo que significaba reestructurar el trabajo, algo que consumía mucho tiempo, y cuando se le decía esto al director, respondía "Sí, pero yo lo quiero de esa manera".

Para las criaturas en PROMETHEUS, Carlos Huante dice que él y Scott también estudiaron minuciosamente carpetas llenas de referencias, no solo criaturas naturales, sino también pinturas de William BlakeJ. Turner, y libros de la cultura clásica para el aspecto de los Ingenieros, así como algunos modelos precursores de facehugger y xenomorfos de ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO.


Curiosidades: Lo que nunca vimos

En todas las películas hay cosas que terminan siendo recortadas del guión, o que incluso ya filmadas terminan fuera de la versión final. PROMETHEUS no escapó a esto, y si esta información se incluye en esta nota es porque como ya vimos en las entregas anteriores, muchas de las cosas que quedaron fuera de la película madre (ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO) forman parte fundamental de PROMETHEUS, nunca se sabe lo que Ridley Scott hará en el futuro con el material que le quedó pendiente. 

  • Marte: Una de las cosas que pudimos ver pero no, fue una estación espacial orbitando un planeta Marte terraformado (es bueno recordar que la terraformación forma parte integral de la trama de ALIENS, la segunda parte de la saga dirigida por James Cameron). Según declaró el diseñador de producción Arthur Max, había "una colonia espacial muy interesante que orbitaba alrededor del planeta Marte." Toda esa secuencia se cortó, porque era demasiado larga y y le quitaba ritmo a la película. Mientras que Jon Spaihts, guionista de la película junto con Damon Lindelof, declaró que en los borradores del guión, había una reunión en la oficina del Sr. Weyland, en una estación espacial, o en la superficie de Marte, justo en el medio del proyecto de terraformación. Supongo que luego Ridley Scott se sacó todas las ganas de filmar Marte en THE MARTIAN, tres años después....
  • Peter Weyland joven: Esta es la razón fundamental por la que se utilizó al actor Guy Pearce maquillado como anciano (uno de los puntos flacos del film) en lugar de utilizar a un actor anciano. Y es que Spaihts nos cuenta que en el guión de Damon Lindelof, el androide David espía dentro de los sueños de Weyland mientras está en hipersueño, y allí se lo ve joven y radiante. Estas escenas se eliminaron, pero ya era muy tarde para cambiar a Pearce por otro actor (se rumorea que Ridley Scott quería a Max Von Sydow para el papel de Peter Weyland anciano). En las versiones de guión de Spaiht, Weyland no está a bordo de Prometheus, y en su lugar hay un equipo de soldados de la compañía, oculto.
Quienes estén interesados en la versión joven de Peter Weyland pueden verlo en este video promocional donde Guy Pearce interpreta al personaje dando una charla TED en el año 2023:


El regreso de H. R. Giger

Ridley Scott pidió nuevamente la colaboración de Giger para el film, éste diseñó murales y conceptos que se ven reflejados en la película. Una de las escenas que nunca se filmaron en ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO consistía en una secuencia donde los astronautas exploraban un extraño lugar y se encontraban con una especie de templo, donde se veía un gran mural ¿suena conocido? algo muy parecido se terminó utilizando en PROMETHEUS. El artista Steven Messing esculpió un área del altar para esta escena que rinde homenaje a Giger, donde se ve una escultura en relieve que cuelga de la pared y tiene la impresión de una forma extraña en la que fluyen estructuras que lo rodean. Hay varios motivos de Giger en este mural, diseñados por él en 1977/78 y que no se utilizaron en la película original de ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO.

Este es el mural diseñado por Giger para ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO y que nunca vio la luz en la pantalla, donde se ve el ciclo vital de la criatura.

El mural diseñado por Steven Messing para PROMETHEUS, donde se pueden apreciar algunos homenajes a la obra de Giger. Uno de ellos se ve claramente abajo, tanto a la derecha como a la izquierda, figuras que recuerdan a las siguientes imágenes realizadas por Giger en las primeras etapas de producción de ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO, donde sorprendentemente ya vemos a los ingenieros con el aspecto que usó Ridley Scott más de 30 años después...:



El papel de David

Una idea a tener en cuenta es que PROMETHEUS es la historia de como el sintético David vive la trama, y no Elizabeth Shaw. Se presta a debate, pero no quería dejar pasar el punto: La gran mayoría de cosas que suceden en la película son causadas por intervención directa del androide, es el agente catalizador, la bisagra del arco argumental. La película en sí puede verse como la historia desde su punto de vista, una inteligencia artificial que ve como sus creadores (los humanos) emprenden un viaje para conocer a sus creadores (los Ingenieros), y pretenden que los traten con respeto cuando a él lo tratan casi como a un objeto más de la nave, con las consecuencias inevitables que esto trae consigo. El lector puede pensar en esta idea mientras ve esta publicidad de la empresa Weyland-Yutani donde promociona su nuevo modelo de inteligencia artificial.



En una entrevista con Collider, Ridley Scott habla del poder que tiene David sobre la tripulación, algo que algunos pasan por alto al menos cuando ven por primera vez la película: "Mientras estás en hipersueño durante tres o cuatro años a 463.000 kilómetros por hora, tendrás a un tipo dando vueltas como un casero. Es un casero y tiene acceso a todo. Puede ver todas las películas, puede ir a la biblioteca... lo que sea que quiera, y ese es David."


No es precuela de Alien... ¿o sí?

PROMETHEUS por sí sola no es una precuela, sino una película independiente ambientada en el mismo universo de ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO y ubicada antes en el tiempo de lo que sucede en la original de 1979, eso se ha dicho hasta el hartazgo. Sin embargo, con ALIEN: COVENANT la cosa cambia, y ahora PROMETHEUS se vuelve una pieza fundamental en una precuela gigante dividida en varias partes donde la primera vista en el 2012 disimula su vínculo y la segunda a estrenar este 2017 ya no tiene reparo en mostrar su directo lazo que la une con ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO. Muestra las etapas embrionarias de manipulaciones biológicas que en algún punto se convierten en el bicho horrible que es el alien famoso y a estas alturas mitológico.

Ridley Scott es una de las razones no solamente por las que actúo, sino también por las que amo el cine. Definió la ciencia ficción moderna. Fue una decisión muy fácil. Si él dice “Salta”, le pregunto “¿Desde qué altura?"
(Logan Marshall-Green, quien interpreta a Charlie Holloway en PROMETHEUS


Finalmente

Gran parte del presupuesto de los 130 millones de dólares que costó esta película, se destinaron a efectos especiales (obviamente) y a la contratación de expertos científicos para que desarrollaran un futuro viable para la visión de finales del siglo XXI que muestra PROMETHEUS.

Las escenas en estudio se filmaron en Inglaterra (en Shepperton Studios y Pinewood Studios), y los exteriores en Islandia, España y Escocia.
La película recaudó unos 400 millones de dólares.



Cronología ficcional

Estos son los años en los que transcurren los acontecimientos vistos en las películas, algo que a priori parece un poco inútil de saber pero siempre hay alguien que me pregunta "¿Y cuánto tiempo pasó desde tal evento hasta este otro, desde que encontraron el primer alien hasta que clonaron a Ripley; qué pasó antes; cuantos años antes?"... dejo a continuación la cronología ficcional y la repetiré al final de la siguiente parte de estos DOSSIER:

ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO: año 2122.
ALIENS: año 2179
ALIEN 3: año 2179
ALIEN: RESURRECTION: año 2379
PROMETHEUS: año 2093
ALIEN: COVENANT: año 2104
Dossier: ALIEN COVENANT Parte III Reviewed by Sebafilms on 5/07/2017 Rating: 5

No hay comentarios.:

Todos los derechos reservados MovieFilms © 2011 - 2017
Modificada por Christian Romero.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.